La psicología de la cerveza

Cuando se acercaba la última temporada de fútbol americano en EEUU se elaboró un estudio sobre el comportamiento de consumo de la cerveza, principalmente debido a su aumento en el consumo en esta época del año. Gracias a él se llegó a una conclusión bastante sorprendente: la forma del vaso incide directamente en la velocidad de consumo.

Y no,  claramente la conclusión a la que llegaron no es debido a que se acaba antes lo que hay en un vaso si este es más pequeño. Este estudio abarcaba el consumo según formas redondeadas o lisas en dichos vasos.

El estudio en cuestión se hizo sin que los sujetos supieran a que estaban siendo sometidos. Para ello, se les puso un vaso de cerveza y se les mostró un breve documental al que siguieron ciertas preguntas. A algunos sujetos se les dió un vaso curvado (como en la imagen) y a otros un vaso liso.

El resultado fue notable: En los vasos curvos la velocidad de ingesta de cerveza es un 60% más rápida, con un promedio total de 7 minutos frente a los 12 del vaso liso, habiendo sido servidos la misma cantidad.

Al parecer, los investigadores hallaron que es mucho más complicado encontrar el punto medio en un vaso curvo, con lo que los sujetos calculaban mal el punto por el que iban de la cerveza.

Además, cabe destacar que este efecto no ocurría si en vez de cerveza se servía otro tipo de bebida no alcohólica, como podemos observar en el siguiente gráfico:

Fuente: neurosciencemarketing.com

No sólo eso sino que en el caso de dos vasos rectos cuya diferencia es la altura y el ancho (alto y estrecho frente a pequeño y ancho) también hay diferencias como demuestra un estudio del Journal Consumer Research. En este estudio, probado en este caso con zumos,  se puede observar como la gente tiende a servirse y beber más zumo en vasos pequeños y anchos frente a los otros.  Esa diferencia en mucho mayor en niños (74%) que en adultos (19%), pero aun así sigue siendo representativa.

Muy interesante pero ¿qué aplicación tiene esto? La respuesta es sencilla: si eres el dueño de un bar y no quieres que tus clientes acaben borrachos perdidos, no les des la cerveza en un vaso curvo. Si, en vez de eso, quieres fomentar un consumo rápido y másivo, esa es la solución perfecta.

De la misma manera, si quieres que tus clientes no piensen que les has dado poco zumo ¡no se lo sirvas en vasos pequeños y anchos o pensarán que eres un rácano!

Fuente:  Neurosciencemarketing

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s