Cámaras de reconocimiento facial en maniquíes, un nuevo estudio de mercado

La compañía italiana Almax SpA ha lanzado la nueva tecnología EyeSee con la que se ha propuesto que no sólo le eches un vistazo a los maniquíes, sino que estos hagan lo mismo contigo.

El propósito de esta empresa, fabricante durante muchos años de maniquíes tradicionales, es proveer a las empresas de retail de un nuevo método con el que poder estudiar qué tipo de población acude a sus locales: usar maniquíes con cámaras de reconocimiento facial integrados. Esta información puede ser clave ya que, como se pone de ejemplo en un artículo del Washington Post, en la tienda de uno de sus clientes descubrieron que a partir de las 16:00 pm un tercio de sus clientes eran asiáticos, lo que dió lugar a que colocaran un dependiente que hablara chino y que, por lo tanto, mejorara el trato directo con los clientes.

Camara maniquí reconocimiento facial

Fuente: Washington Post

Las aplicaciones de este sistema son amplias, pudiendo mejorar el proceso de compra de los clientes adáptandose al tipo de cliente por tienda, e incluso adaptar el personal a la franja horaria. Además, un estudio de población también puede motivar una especialización de los contenidos de la tienda por edad, género, pertenencia a un nivel económico en concreto, etc.

Respecto al precio, cada uno de estos maniquíes cuesta unos 4,000 € aproximadamente, un precio alto para un pequeño comerciante pero una cantidad muy aceptable para grandes marcas, las cuales pueden comprar varios de estos “espías” e ir elaborando los estudios por distintas tiendas.

Este sistema podría tener algunos problemas legales, ya que según la regulación de EEUU y de la UE hay que avisar a los clientes cuando van a ser grabados para que sean conscientes de ello, aparte de que grabar a los clientes por motivos puramente comerciales sin su consentimiento puede considerarse como ir contra las normas. Sin embargo, desde la compañía salvan este problema argumentando que su sistema no almacena las imágenes y puede operar siempre y cuando las tiendas cuenten con un permiso y un sistema de grabación de circuito cerrado.

A pesar de todo, este tipo de tecnología no es nueva. Este sistema ya se había venido empleando durante los últimos años en algunos aeropuertos de EEUU con el objetivo de identificar a personas en búsqueda, por ejemplo. Además otras empresas como NEC lanzaron en Japón un sistema similar también especializado en el mundo del retail.

La buena acogida por parte de las grandes empresas está llevando este sistema a un nuevo nivel en el que se está estudiando incluir un sistema de escucha que, unido al reconocimiento facial, ayude a personalizar las promociones y recoger opiniones sobre la ropa que muestra el maniquí.

Sin embargo, este proceso debe ser examinado cuidadosamente ya que la linea que separa la aceptación de la sofisticación tecnológica y su rechazo es muy fina en cuanto se invade la intimidad de las personas.

Fuente: Washington Post, retailcustomerexperience.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s