El Arquibar o cómo saber escuchar al mercado

La mayor parte de las veces ocurre que, después de un proceso largo de desarrollo del producto –  al que se añade el de  distribución, presentación y promoción – este no triunfa.

Debido a las exigencias cada vez mayores de la gente y de los mayores esfuerzos hacia la fidelización por parte de las grandes compañías, se hace prácticamente imposible sorprender al usuario o atraer al número suficiente de ellos para que dicho producto triunfe e, inevitablemente, el producto fracasa y cae en el olvido.

Sin embargo, existen opciones diferentes a conseguir el objetivo o fracasar. Una de ellas, por ejemplo, es el caso del que va a tratar mi post hoy.

Existe en Madrid un pequeño estudio de arquitectura y diseño que posee unos ventanales amplios y una decoración bastante atractiva. El objetivo de esta decoración era simple opción de sus trabajadoras para adecentar el estudio, sin embargo este hecho provocó un resultado colateral: los viandantes, al pasar por delante del local mientras caminaban por la calle, lo confundían constantemente con un bar genialmente ambientado donde tomar un café.

Al cabo de unos cuantos peatones despistados, surgió la idea de llevar a cabo lo que se estaba convirtiendo en una especie de clamor popular. De este modo surgió el arquibar “La Traviesa del Duque”: estudio de arquitectura por las mañanas y cafetería por las tardes y fines de semana.

Esta genial idea, además, les permite sortear el momento de vacas flacas en el que se encuentra sumida la economía en general y la arquitectura y el diseño en particular. Aparte de todo ello, el toque casero de sus productos y la oportunidad que ofrece de adentrarse en un estudio de arquitectura tan peculiar muy seguramente les reportará el empuje que necesitan para poder continuar con el negocio (o los negocios, según veamos).

Pero ¿qué tiene que ver esto con el marketing y porqué se encuentra en este blog? La respuesta es muy sencilla: este es un claro ejemplo de que la clave del éxito muchas veces radica en  saber escuchar y atender a tus clientes potenciales, incluso si eso implica a veces expandirse horizontalmente hacia un negocio totalmente nuevo, tal y como se expuso en el post “El gran impacto del Do it yourself: el paso del consumidor al prosumidor”.

Si teneís algún tiempo y os encontráis por Madrid os recomiendo que le echéis un vistazo.

Aquí os facilito la fuente, donde podréis encontrar más información acerca de la localización y horarios de apertura.

¡Disfrutadlo!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s